miércoles, 14 de mayo de 2014

Gracias, princesa.

Gracias, princesa


Ha pasado un año. Justo hoy hace un año, y sólo el cielo sabe cuántas veces a lo largo de este año he intentado escribir un mensaje así sin éxito. Siempre acababa dejándolo porque me parecía demasiado cursi, o porque no era lo suficientemente bueno, o porque me decía ''bueno, este no es el momento''. Pero, ¿Qué momento hay mejor que este mismo? Ha pasado un año, y no puedo hacer más que dar las gracias hasta agotar la palabra.

Gracias a mis amigos de siempre, a mis V11, a Lorena, Cristina, Antonio, Marisol, Rocío y Víctor, por apoyarme hace un año y decirme ''Va tía, preséntate al cásting, ya estudiarás lengua luego, si tú puedes. Además que ¡seguro que te cogen!''.

 Gracias a mi familia por aguantarme cada día hablando del musical, y por ver la película conmigo una y otra vez, y por todo el amor y el apoyo.

Gracias a Anabel por aquella simple frase dicha con tanto cariño ''Pues vente, el cásting es abierto. ¡Y tú cantas muy bien, seguro que tienes una oportunidad!''

Gracias a Andrea, por abrirme la puerta merendando su yogur y por recibirme con una sonrisa junto con Paula y Alberto. Y gracias a los tres por darme ánimos e intentar calmarme los nervios cuando ni siquiera me conocíais.

Gracias a Abraham, por ser el mejor malvado al que jamás rechazaré. Gracias a Alex por enseñarme lo que es ser diva sutil de verdad. Gracias a todos y cada uno de los adultos que formáis la pequeña aldea de Bella por darme esa confianza y esa seguridad que necesito (Mención especial a Toñi, por ayudarme siempre con la ropa con esa paciencia y ese arte). Gracias a los niños por tener esa dulzura y por llamarme Bella cuando no se acuerdan de mi nombre.

Gracias a Rubén por fundar conmigo el club pringui, y por darle a un personaje aparentemente plano una profundidad asombrosa y muy bonita. Gracias Dani, gracias Mario, por ser mis chicos Golden y por darme todos esos momentos inolvidables. Gracias Belén, Gracias Alejandra, Gracias Milagros, por vuestra dulzura y vuestro cariño (y por vuestras voces, ¡por supuesto!)
Gracias Carmen, Maria José, Mariló y Sebi, por decirme siempre que soy clavadita a Bella.
Gracias a todas y cada una de las niñas, bayetas, plumeros,escobas, platos, tenedores, cucharas, aldeanas, perchero.... a todas, por darme confianza, por esas risas que siempre comparto con vosotras y por contagiarme esa alegría que tenéis.
Gracias a los niños por esas anéctodas, esos chistes, esas risas y esa maravillosa locura que os acompaña.
Gracias Nacho, por nuestros momentos eternos y por ese ''¿Por qué nos has llegado antes a mi vida?''
Gracias a Lolo (aunque sé que no te gusta que te llamen así) por lograr algo muy difícil: que pare de llorar y sonría.
Gracias Manu, por ser mi amigo desde los cinco años y volver a entrar en mi vida. Y gracias a Raúl por lo mismo y además por el escalereo, con todos los momentazos que ello conlleva.

Gracias a Mayka por ayudarme a mejorar con tanto cariño. Gracias a Pepe por ser el mejor papá ficticio. Gracias Dámaris, por darme tantas lecciones preciosas sobre mi voz en pocos meses y por ayudarme a mejorar con tanto cariño. Gracias Ana, por hacerme creer que hasta un pato mareado como yo puede bailar un poquito.

Gracias a todos los compañeros que trabajáis con decorado, luces, sonidos, vestuario, música y todo lo que haga falta para que en cada función hagamos magia.

Gracias a usted, Don Luis, por darme una oportunidad tan increíble, por decirme ''eres guapísima y lo haces muy bien, eres la Bella que quiero'', por darme el personaje más bonito que podrían haberme dado, por ver esa chispita en mí que nadie veía.


Y como no, un año después, gracias a ti, Bella. Gracias por tener el pelo y los ojos marrones. Gracias por tu dulce voz y tus bonitos vestidos y tu alegría y valentía. Gracias por enseñarme desde muy pequeña que leer era algo súper genial, y que si los otros niños me llamaban rara por ello, era su problema y no el mío. Gracias por enseñarme que el amor mueve montañas y rompe hechizos, y que las primeras impresiones son casi siempre terribles y engañosas. Gracias por ser mágica y preciosa. Aunque a lo largo de este año he oído algunas críticas (Que si no era lo suficientemente guapa como para ser tú, que si mi voz no valía nada, que si daba asco interpretándote) también he oído maravillosos halagos, mis favoritos aquellos que dicen que me parezco a ti, tanto en físico como en personalidad. Y me das la oportunidad de mejorar con cada función, y de seguir mejorando con las que quedan. 
El teatro y tú llegastéis en un momento un poco malo de mi vida. Desde luego no voy a hablar de eso, pero digamos que si no hubiera sido por todo esto, habría sido el peor verano de mi vida con diferencia.
Por eso soy tan ''pesada''. Por eso doy tanto bombo. Por eso me veis la sonrisa de tonta en la cara cada vez que me llamáis ''Bella'' y no Noe. Y por eso gracias otra vez.

No espero que leáis esto sin pensar que soy una cursi y una repipi. No me importa en realidad, me he puesto muy sentimental y lo reconozco. Pero, ¿Qué se le va a hacer? las princesitas Disney somos muy dulzonas.

Ha pasado un año. LLevo un año siendo Bella. Y tan sólo puedo decir Gracias.




No hay comentarios:

Publicar un comentario